VOLVER 

El material informativo que aparece en esta página web,

es una selección parcial del publicado en el periódico Atabaque

 

 

 

 

25 de marzo «Día del Niño por Nacer».

Recordarlo y celebrarlo es importante

“La Declaración Universal de Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948, proclamó que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana, ratificando así la afirmación contenida en la Carta de las Naciones Unidas acerca de la fe de los pueblos en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de todo el género humano. Como política de concreción efectiva de la protección universal de los derechos humanos, para todos los hombres y para todas las naciones, la comunidad internacional ha destacado al niño como un sujeto digno de una especial consideración, particularmente en la Declaración de los Derechos de Ginebra de 1924 sobre los Derechos del Niño, en la Declaración de los Derechos del Niño adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1959 y en la Convención sobre los Derechos del Niño aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989. Tal como se afirma en el Preámbulo de la Convención sobre los Derechos del Niño: «el niño, por su falta de madurez física y mental, necesita protección y cuidado especiales, incluso la debida protección legal, tanto antes como después del nacimiento». Especialmente en su etapa prenatal, el niño es un ser de extrema fragilidad e indefensión, salvo la natural protección brindada por su madre. El niño, tanto antes como después del nacimiento. «para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, debe crecer en el seno de la familia, en un ambiente de felicidad, amor y comprensión», como lo señala la Convención sobre los Derechos del Niño, lo que incluye un especial cuidado de su salud tanto psíquica como física. La vida, el mayor de los dones, tiene un valor inviolable y una dignidad irrepetible. El derecho a la vida no es una cuestión de ideología, ni de religión, sino una emanación de la naturaleza humana. La calidad de persona, como ente susceptible de adquirir derechos y contraer obligaciones, deviene de una prescripción constitucional y para nuestra Constitución y la Legislación Civil y Penal, la vida comienza en el momento de producirse la concepción. Se considera apropiado y necesario dedicar un día en el ámbito nacional al niño por nacer, con el objeto de invitar a la reflexión sobre el importante papel que representa la mujer embarazada en el destino de la humanidad, y el valor de la vida humana que porta en su seno. Se estima conveniente que el Día del Niño por Nacer se celebre el 25 de marzo de cada año, fecha en que la Cristiandad celebra al Anunciación a la Virgen María, en virtud de que el nacimiento más celebrado en el mundo por cristianos y no cristianos es el del Niño Jesús cuyo momento de concepción coincide con dicha fecha“.

COMENTARIO: Este texto fue tomado de una página católica y los conceptos son compartidos por Atabaque, sin embargo, los convocantes a la celebración de un acto alusivo y contra el aborto en la Plaza de la Bandera el pasado 25 de marzo, no contestaron cuando hace un año atrás por las mismas fechas, les manifestamos la inquietud de integrar una llamada Mesa Coordinadora Por la Vida. Sin embargo, ahora nos invitaron a concurrir y a adherir al acto. No se entiende. De todas formas reiteramos nuestra posición: SOMOS UMBANDISTAS Y ESTAMOS CONTRA EL ABORTO.

 

A quién corresponda: Multicanal ¿Negligente o Morboso?

Soy una madre preocupada: mi hija Naomi de siete años ve Cartoon Network en Multicanal, y hace como un mes -o tal vez más- pasan cada cinco minutos y a pleno día (amén de que es un canal de dibujitos, se supone que dirigido a público infantil) la propaganda de una obra de teatro llamada Ornitorrinco, que muestra parejas casi desnudas revolcándose en una cama y habla de sexo y todo por lo claro. No sé qué hacer. Hablé al INAU línea azul y da verguenza ajena que una funcionaria me dijera, con buena voluntad pero sin nada de sensibilidad, que tal vez era una denuncia para la defensa al consumidor! A mí me preocupa mi hija! Qué hago? Le prohíbo ver Cartoon? He llamado a Multicanal y nunca contestan. Pero se supone que estas cosas son vuestra competencia, me equivoco? díganme qué debo hacer por favor! Cuál es la formalidad para que tomen en cuenta mi desesperada queja. También veo propagandas de SMS (mensajes de texto) consejos sobre sexo allí y en otros canales en horarios de protección al menor. Esta violencia contra nuestros niños, ¿nadie la toma en cuenta? Espero con ansiedad que alguien me atienda, todos somos padres o la mayoría....Es un tema de Derechos Humanos, es un tema hasta de sentido común!!!

PROC. MAE SUSANA ANDRADE

 

OGUM - Del libro «Orixás - Pierre Fatumbi Verger - Editora Corrupio»

Ogum como personaje histórico, habría sido el hijo mayor de Odùduà, el fundador de Ifé.

Era un temible guerrero que luchaba sin cesar contra los reinos vecinos. De esas expediciones, él traía siempre un rico botín y numerosos esclavos. Guerreó contra la ciudad de Ará y la destruyó. Saqueó y devastó muchos otros Estados y se apoderó de la ciudad de Irê, mató al rey, instaló a su propio hijo en el trono y regresó glorioso, usando el título de Oníìré, «Rey de Irê». Por razones que ignoramos, Ogum nunca tuvo el derecho a usar una corona (adé), hecha con pequeñas cuentas de vidrio y adornada por franjas de canutillos, disimulando el rostro, emblema de realeza para los yorubas. Fue autorizado a usar apenas una simple diadema, llamada àkòró, y eso le valió ser saludado, hasta hoy, con los nombres de Ògún Oníìré y Ògún Aláàkòró inclusive en el Nuevo Mundo, tanto en Brasil como en Cuba, por los descendientes de los yorubas traídos para esos lugares. Ogum habría sido el más enérgico de los hijos de Odùduà y fue el que se convirtió en regente del reino de Ifé cuando Odùduà quedó temporaria mente ciego (información personal del Óòni (rey) de Ifé en 1949). Ogum decidió, después de numerosos años ausente de Irê, volver para visitar su hijo (información personal del Oníìré en 1952). Infelizmente, las personas de la ciudad celebraban, en el día de su llegada, una ceremonia en que los participantes no podían hablar bajo ningún pretexto. Ogum tenía hambre y sed; vio varias vasijas de vino de palma, pero ignoraba que estuviesen vacíos. Nadie lo había saludado o respondido a sus preguntas. Él no era reconocido en el lugar por haber estado ausente durante mucho tiempo. Ogum, cuya paciencia es pequeña, se enfureció con el silencio general, por él considerado ofensivo. Comenzó a romper con golpes de sable las vasijas e, inmediatamente, sin poder contenerse, pasó a cortar las cabezas de las personas más próximas, hasta que su hijo apareció, ofreciéndole sus comidas predilectas, como perros y cangrejos, porotos regados con aceite de palmera y vasijas de vino de palma. Mientras saciaba su hambre y su sed, los habitantes de Irê cantaban loores donde no faltaba la mención a Ògúnjajá, que proviene de la frase ògún je ajá (Ogum come perro), lo que le valió el nombre de ògúnjá. Satisfecho y calmado, Ogum lamentó sus actos de violencia y declaró que ya había vivido mucho. Bajó la punta de su sable en dirección al suelo y desapareció por la tierra adentro con un estruendo asustador. Antes de desaparecer, entretanto, el pronunció algunas palabras. A esas palabras, dichas durante una batalla, Ogum aparece inmediatamente en auxilio de aquel que lo convocó. Pero ellas no pueden ser usadas en otras circunstancias, pues, si no hay enemigos delante de si, es sobre el imprudente que Ogum se lanzará. Como Orixá, Ogum es el dios del hierro, de los herreros y de todos aquellos que utilizan ese metal: agricultores, cazadores, carniceros, barberos, mercenarios, carpinteros, escultores. Desde el inicio del siglo, los mecánicos, los conductores de automóviles o de trenes, los reparadores de bicicletas y de máquinas de costura se vinieron a unir al grupo de sus fieles. Ogum es único, aunque, en Irê, se dice que él es compuesto de siete partes. Ògún méjeje lóòde Iré, frase que hace alusión a las siete aldeas, hoy desaparecidas, que existían cerca de Irê. El número 7 es, pues, asociado a Ogum y es representado, en los lugares que le son consagrados, por instrumentos de hierro, en número de siete, catorce o veintiuno, colgados en una asta horizontal, también de hierro: lanza, espada, carpín, alicates, cuchillo, punta de flecha, símbolos de sus actividades.

 

ARQUETIPO

El arquetipo de Ogum es el de las personas violentas, peleadoras e impulsivas, incapaces de perdonar las ofensas de que fueran víctimas. De las personas que persiguen enérgicamente sus objetivos y no se desaniman fácilmente. De aquellas que en los momentos difíciles triunfan donde cualquier otro habría abandonado el combate y perdido toda la esperanza. De las que poseen humor mutable, pasando de furiosos accesos de rabia al más tranquilo de los comportamientos. Finalmente, es el arquetipo de las personas impetuosas y arrogantes, de aquellas que se arriesgan a ofender a los otros por una cierta falta de discreción cuando les prestan servicios, pero que, debido a la sinceridad y franqueza de sus intenciones, se vuelven difíciles de ser odiadas.

 

El revólver del Reino de Dios

En medio de las trifulcas por la visita de Mr. Bush a Uruguay, donde resultaron dañados locales de Mc Donalds, un banco, una óptica y las vidrieras de la Iglesia Universal del Reino de Dios que funciona donde era el cine Trocadero, pasó casi desapercibido un hecho de profunda gravedad: de adentro del inmueble donde funciona la llamada Iglesia Universal conocida por “Pare de Sufrir” en la principal avenida, un hombre esgrimió un revólver contra los manifestantes.
Acerca de esto, que quedó registrado en los principales canales de televisión abierta y en medios de prensa escritos, además de suceder frente a una horda de gente, la pregunta del millón es: ¿Por qué tiene revólver esta gente que dice ser un culto religioso? ¿Están armados? ¿Con qué fin?
Llama la atención la liviandad y presteza en desenfundar y apuntar que tuvo el individuo que además no estaba con ropas de guardia de seguridad, sino con vestimenta igual a los que están en la puerta y pertenecen a la congregación.

Para poseer armas de fuego en nuestro país –a menos que se trate de un funcionario policial o militar- hay que pasar por determinados registros en el Ejército y la Policía, y esto excluye a extranjeros no ciudadanos, como son la mayoría de los funcionarios de la IURD.

Igualmente eso no haría la diferencia sobre lo comprometido del hecho. El meollo de la cuestión es por qué un artefacto de estas características de violencia mayor, se encuentra donde se supone concurre la gente a buscar paz espiritual, recogimiento religioso, salud, amor y cosas por el estilo.

Es cierto que ellos se molestan hasta delirar con lo que sea que les arruine el negocio y es importante subrayar que la primer actitud hostil partió desde dentro del local, al interpelar a los de la manifestación porque les perturbaban el “curro”. Digo, el culto. Al parecer los que circulaban les contestaron gritando “curran con el dolor de la gente”, y lo demás ya lo sabemos. Sucedió igual cuando las mesas de votación que no querían dejar funcionar y que luego no se pusieron para no tener que lidiar con su intransigencia. Es inaudito pero la Iglesia Universal pudo más que el Estado. Nefasto antecedente.

Un templo es un lugar público por excelencia y los Pare de Sufrir en particular, invitan a concurrir por medios masivos de comunicación todo el tiempo. Por lo mismo sería interesante saber si los pastores allí están armados o quiénes lo están, por qué y para qué. Y si en todo caso es legítima la tenencia de esa arma; cosa que las autoridades pertinentes deberían averiguar; a todas luces no lo es, el gesto de quien la esgrimiera poniendo en peligro a una multitud.

La gravedad de los hechos no radica tanto en la posesión, sino en la actitud altamente belicosa e irracional de quien fue capaz de amenazar con un revólver, sin importar quiénes podían resultar dañados, teniendo en cuenta incluso la gente que estaba dentro de su “iglesia”. La investigación de la Policía y de la Justicia es fundamental, no solo por una eventual punición al o los protagonistas, sino más que nada para prevenir futuros similares insucesos.

¿Cómo desde una práctica aparentemente espiritual, se reacciona de forma más violenta que la de los exaltados que alborotaban Dieciocho de Julio? ¿Qué tipo de sujeto comete tal desmán, seguramente con tipificación en el código penal? Apuntar un arma contra alguien con clara intención de herir no es moco de pavo, multiplicada la gravedad por la cantidad de personas que allí se encontraban expuestas.

Ni siquiera los propietarios de Mc Donalds símbolo del capitalismo, sintieron necesidad de defender sus locales con guardias especiales y hasta manifestaron su apoyo al operativo policial no agresivo orquestado por el Ministerio del Interior. En cambio los Pare, sintiéndose casi dueños del país al que han aletargado con multimillonarios bolsillos nutridos de dinero de dudosa procedencia; incólumes, intocables, omnipotentes. Importándoles un pepino la policía, los juzgados, los ministerios, el Uruguay, del que siempre se han reído y por lo que se ve se seguirán riendo, se toman la atribución de hacer justicia por propia mano, nada menos que empuñando un revólver en medio de una batahola callejera de magnitud considerable. ¿En qué se ha convertido el ex cine Trocadero? ¿En un consulado? ¿De verdad creen que pueden hacer lo que se les antoje? ¿Esto quedará así? Grandes interrogantes para las autoridades pertinentes.

El criterioso fundamento del Ministerio del Interior para actuar como actuó -sin funcionarios uniformados ni armados en las calles- fue prescindir del elemento provocación y la ausencia profiláctica de armas de fuego en medio de una situación que se percibía de caos, aunque controlable, en el sentido de no arriesgar el tener que lamentar pérdidas humanas ni heridos. Única verdadera pérdida irreversible.

Con el episodio del arma de fuego amenazante los Pare de Sufrir han mostrado la hilacha de fundamentalistas a ultranza. No verá el que no quiere ver o no le conviene.

La responsabilidad de investigar, castigar, controlar y prevenir posibles excesos, radica en los organismos de gobierno competentes y en la Justicia.

A propósito, si a las armas las carga el Diablo: ¿Qué hacía un revólver en el Reino de Dios?

Susana Andrade