VOLVER 

 

 El material informativo que aparece en esta página web,

es una selección parcial del publicado en el periódico Atabaque

 

 

 

Umbanda dice NO a la discriminación religiosa

Plaza Libertad

Jueves 27 de noviembre 16:30 hs

Acto Público por la fe contra la intolerancia.

Himno de Umbanda y entrega de firmas por libertad de culto Manifestación pacífica contra las ofensas de los evangélicos

del Canal 10 Iglesia Universal programa Pare de Sufrir

¡De blanco y con alegría!!

Todos los tambores repicando por los Orixás,

mostrando el placer de ser afroumbandistas.

Tels. 2006821 - 2008177 - 099215451

 

Ayudar a un hermano de fe es ayudarnos a nosotros mismos

Apoyo desde Uruguay a los

afroumbandistas de Río Grande do Sul

Ante las represiones que están sufriendo integrantes de la colectividad umbandista y africanista del estado fronterizo con nuestro país, debido a una ley recientemente aprobada - impulsada por evangélicos intolerantes de la Iglesia Universal del Reino de Dios- que pone límites a la libertad de culto, tornando ilegal la faena ritual de animales para consumo en los templos y restringiendo el horario de toques de tambor en las ceremonias decimos: apoyamos en forma total e irrestricta, el restablecimiento jurídico de los valores espirituales de rango constitucional en el hermano país Brasil, aplicados a la religión afroumbandista, que hoy ve menoscabado su derecho a la libre práctica del culto, por una norma contraria a la propia Ley Fundamental, que consagra la libertad de las costumbres religiosas. Exigimos el inmediato restablecimiento de los derechos lesionados, que incluso se refrendan en tratados internacionales y brindamos todo nuestro apoyo a una causa común, afirmando que cuando un hermano es agredido, toda la comunidad sufre. Esta declaración de solidaridad, coincide con acciones que serán próximamente instauradas por la organización religiosa que nos nuclea, contra los responsables de la Iglesia Universal del Reino de Dios, que aquí en Uruguay insultan diariamente los cultos afro, desde el programa televisivo "Pare de Sufrir" emitido por Saeta TV Canal 10. Impulsaremos aquello que sea necesario y más, contra esta campaña rioplatense de exterminio a la religión afroamerindio umbandista, que se han propuesto estos neopastores evangélicos, que ni siquiera son reconocidos por las iglesias pentecostales tradicionales.

La polémica norma, que recorta ostensiblemente la libertad de expresión religiosa de nuestra grey en aquel lugar, seguramente forma parte de una estrategia de destrucción de los rituales afro en el Río de la Plata, orquestada por los evangélicos desde medios masivos de comunicación y liderada por la Iglesia Universal del Reino de Dios.

Por lo que se ha visto hasta ahora, esto podría extenderse.

ATABAQUE se hace eco de este enorme problema, que además de tocarnos muy de cerca por tratarse de una nación hermana espiritual y socialmente, podría perfilarse de igual forma en nuestro país, ya que aquí los ataques televisivos son cada vez mas directos y menos disimulados.

Brindamos desde aquí nuestro apoyo a la causa de Umbanda y los Cultos Africanistas, motivo de nuestra existencia en prensa y razón de ser de nuestra vida personal, deplorando la aprobación de leyes netamente discriminatorias, que respondiendo a intereses creados, menoscaban el derecho de culto de nuestra colectividad religiosa. Mientras alguno de los profesantes de la fe afroamerindia umbandista sea perjudicado, todos lo somos. Por eso con fe y sin pausa: !adelante hermanos brasileros! Redoblemos nuestras oraciones: Dios también es nuestro.

IFÁ del Uruguay

Periódico ATABAQUE

 

La religión nos necesita

Tal vez sea novedad para muchos, que nuestros hermanos de religión de Río Grande do Sul están sufriendo serias complicaciones, a la hora de ejercer su libertad religiosa. Una ley promovida por un diputado evangélico de la Iglesia Universal, les ha dejado en la ilegalidad al hacer las faenas litúrgicas y además, los mismos interesados, han actualizado una vieja norma sobre sonoridad pública, que utilizada con malicia o abuso, permite la interrupción por la policía, de los cultos efectuados al toque de tambor si pasan de las 22:00 hs. Para quien guste indagar hablamos de las siguientes normas jurídicas: Nº 11915 de protección de animales y medio ambiente. Sin pretender entrar en análisis jurídicos y éticos que ya han realizado quienes sufren hoy en carne propia el problema, enviamos una vez más nuestra palabra de aliento y apoyo moral. Por similares razones nos movilizaremos próximamente. En nuestro país ya es insostenible la "guerra" televisiva y radial que nos han declarado, los pastores evangélicos de la Iglesia Universal. En Canal 10 todas las noches al finalizar la emisión, desde el programa Pare de Sufrir, se propagandea contra las prácticas espiritistas de Umbanda y Africanismo, asociando nuestros cultos a lo peor de lo peor. Lo cual es un insulto y un agravio diario a la sensibilidad religiosa de los afroumbandistas. Existen derechos en el Uruguay que hay que respetar, pero estos brasileros parecen desconocerlos y dicho sea de paso, las autoridades de canal 10 que permiten estos agravios, también. El clamor de la gente, ahogada por la indignación, es que hay que movilizarnos. Alentamos entonces a los afroreligiosos uruguayos a concurrir el 27 de noviembre a la Plaza Libertad a las 16:30 hs, también por lo que está pasando en Brasil y Argentina, pero fundamentalmente, para que no se prosiga ofendiendo la fe que profesamos aquí en nuestro país. Y para que no llegue a suceder en Uruguay lo que pasó en Río Grande. Porque si los dejamos seguir sin protestar, seguro siguen poniéndonos el pie encima, cada vez con más fuerza. La meta de la Iglesia Universal es destruirnos y tienen armas materiales poderosas para hacerlo. Apelemos a la Fuerza Superior que nos rige. Confiemos en el axé de nuestros Orixás y Guías de Luz que hoy, como ayer, cuando llegaron en los corazones de humanidades esclavizados a estas tierras, necesitan de nuestra ayuda para perpetuarse. Dejemos todo y vamos ese día a la Plaza Libertad. No podemos permanecer indiferentes ante la calumnia de fundamentalistas de la religión, que desconocen el derecho ajeno a expresarse espiritualmente en libertad, sin agredir al diferente. Umbanda y Africanismo no atacan a ninguna otra convicción religiosa, todo lo contrario, aceptamos las diversas creencias como opciones espirituales válidas, respetables en tanto provienen del sentir del prójimo. Exigimos el mismo respeto de nuestros semejantes. ¡27 de noviembre!

 

Ofrenda a los Orixás

Tiempo atrás hace años, conspicuos sacerdotes africanistas de Porto Alegre; meca del Batuque riograndense; nos hablaban de su obra, de su desempeño como religiosos y del aspecto social que no debe olvidarse. La observación de esos Babalorixás, versaba sobre lo desagradable que es ver en la calle y diferentes lugares de esparcimiento público, restos compuestos de enseres, comestibles y sobre todo animales de dos y cuatro pies, ofrendados a las entidades y orixás. Uno de ellos ,Pai Aílton de Oxum, resaltaba el aspecto de la sensibilidad en las personas proclives a ser afectadas por ver ese tipo de cosas: niños y mujeres embarazadas por ejemplo. Pai Cleón de Oxalá, ahondando en los fundamentos, afirmaba que orixá, exu o la entidad que sea, recibe en todos lados pues para eso su omnipresencia y poder. Ambos subrayaban la necesidad de adecuar los rituales a los tiempos actuales, viendo las carencias en que están viviendo grandes sectores de la población que nos rodea, y admitiendo, que visto por profanos y en un contexto real, muchas personas resultarían beneficiadas de esos alimentos, incluso niños que viven en el mayor de los desamparos e indigencias. Así que sumando uno y otro punto de vista, coincidían en no ofrendar animales en los reinos, sino que sin perder su esencia votiva, estos fueran usados como forma real de alimentar al necesitado. De seguro es una manera de agradar a los dadores de vida y fuerzas de la naturaleza, que justamente actúan en función del bienestar de los seres humanos.

Compartimos esta idea y no desconocemos, pues también nos gusta pasear al aire libre, que cualquier resto de una actividad humana que se transforma en basura, no es agradable de ver (ni de oler), a la hora de disfrutar de un momento de sol y aire. A eso contestamos: hay que usar el buen criterio y sentido común, para que la gente no se ande "chocando" con las ofrendas o las cosas "de religión", e ir a lugares lo más apartados posibles.

Pero también existe la municipalidad que pagamos todos -también los afroumbandistas- que es a quien compete el aseo de los paseos públicos indudablemente. En lo que respecta a ofrendar animales en lugares de uso colectivo, coincidimos con los pensadores porto-alegrenses y alentamos desde aquí a que no se haga. Cuando hay obligaciones que incluyen faena, los animales son cocinados y compartidos por la asistencia y los fieles. ¿Qué diferencia hay con una ofrenda? En ambos casos lo que "se aprovecha" en energía es simbólico, y no resulta afectado por la posterior limpieza y preparado del animal para ser consumido por personas. Nos estamos dando en cambio, la oportunidad de ayudar y ser más solidarios, partiendo de la esencia misma del ritual africanista. Con esta misma idea, una hija de religión del Templo Caboclo Sete Flechas- Reino de Omulú que recibió una gracia de los Orixás, y había hecho una promesa, ofrendó una torta de ocho kilos dedicada a la Reina del Agua dulce. Sólo que en lugar de llevarla al río y allí entregarla, fue obsequiada a los gurises de El Abrojo (Paso Molino) junto con unos refrescos, para festejar el Día del Niño en agosto, completando una merienda compartida organizada por madres y docentes colaboradores. La Mãe Oxum contenta seguramente y los "Ibejis" de El Abrojo agradecidos.

Esta es una historia de la vida real, que tiene que ver con los Orixás, pero fundamentalmente, tiene que ver con la gente y su dimensión espiritual y humana, con todos y el prójimo. No pretende ser una lección y sí un espacio de reflexión, para quien encuentre en él un mensaje. Axé de Ibeji -que es de abundancia- sea con todos.

 

Estas cartas fueron publicadas en el diario El País

Macumbas en playas (11/9/03)

"El lunes 25 de agosto, aprovechando el feriado, llevé a pasear a la perrita a la playa. Bajamos a la altura de Pagola y caminamos por la orilla hasta las rocas de Kibon. Antes de llegar a las rocas y no muy cerca del agua había una caja de cartón, de tamaño mediano, de una marca de galletitas integrales. La perra se acercó a oler y entonces miré que tenía adentro: una gallina muerta. Y no una gallinita cualquiera, no, una señora gallina, grande de color castaño claro (no entiendo de razas de gallinas). Me llevé la perra de allí y me vinieron distintas emociones todas juntas: bronca, indignación, lástima y vergüenza ajena. ¿Qué sentido puede tener sacrificar una gallina y dejarla en la playa? Aparte de contaminar, ensuciar, sacrificar un animal y desperdiciar alimento, no encuentro ninguno. «Son macumbas», me dicen, sacrificios. Pregunto: ¿A quién? Puede existir un Dios que se complazca con la muerte, con cualquier muerte, aún la de una gallina? No me entra en la cabeza. Entiendo esos rituales ubicándolos en tiempos muy remotos en culturas de otros países. No los justifico, pero los entiendo. Pero acá y ahora me parecen más que retrógrados. ¿En el siglo XXI sacrificios de animales? ¡Cosas de indios! Si nos faltaba algo para ir marcha atrás, para no salir nunca del 3er. mundo, este es el ejemplo. Ya sé que vivimos en un país laico, que cada cual puede profesar la religión que desee, pero a algo así no le llamo religión, le llamo barbarie. Y como si fuera poco me imagino cuántas personas se podían haber alimentado con esa gallina. Pero falta el broche de oro: cuando el sábado siguiente volví a llevar la perra a la playa... allí seguía la gallina, pero sin la caja, tirada en la arena."

 

Macumbas en la playa (I)

"A la señora que en la edición de Ecos del día 11 de setiembre denuncia la existencia de una gallina muerta en la playa, en un sacrificio aparentemente atribuido a alguna religión afro, debo manifestar mi rechazo al afirmar ella que tales prácticas parecen cosas de indios. La gente que hoy día en dichas religiones sacrifica animales nada tienen de indios. Muy por el contrario, son personas en muchos casos con un buen nivel cultural, que buscan a través de esos trabajos determinado bienestar económico, espiritual, sanitario, etc. No comparto en ningún caso el sacrificio de animales, como tampoco que se enlode a nuestros antepasados indígenas gratuitamente, con actitudes discriminatorias. En todo caso si tenemos que hablar de sacrificio ese fue el que tuvo que soportar el pueblo indígena al momento mismo de la llegada del hombre blanco a América, expulsados, odiados y asesinados en su propia tierra».

 

Macumbas en la playa (II)

"Con respecto a la carta publicada ayer sobre sacrificios de animales, recuerdo un lector que dijo ser Pai de Umbanda y se pronunció en contra del aborto. Es muy importante que estas personas y sectas religiosas se incorporen activamente a la sociedad y manifiesten sus opiniones y a la vez reciban las opiniones de los demás. Las marginaciones siempre son negativas. Ahora bien. Las sectas de origen afrobrasileñas deberían hacerse eco de que la sociedad uruguaya en el sigo XX repudia todo tipo de sacrificio, incluyendo el de animales, y porque esa es una frontera que separa el mundo civilizado del que no lo es. Ya ha pasado mucho tiempo en la historia de la humanidad y de la concepción de un Dios o de Dioses crueles que querían sangre y se ha pasado a la idea de un Dios generoso y tolerante, o también a la idea de un mundo aun sin Dios. No se puede permitir el sacrificio de animales porque de la idea de que el Hombre es el rey de la creación se ha pasado a la de que toda forma de vida debe ser valorada y respetada. Hay que ser consciente entonces de que para ganarse la consideración de los demás hay que saber respetar los límites impuestos por la civilización. Aun más: creemos que la Justicia debería, teniendo en cuenta las fronteras de la libertad de cultos, actuar en consecuencia y prohibir estos actos salvajes».

 

Respuesta a cartas que aluden a los afroumbandistas

1)Cuando se refieren a nuestra religión o sus practicantes con la denominación de "Macumba" o "macumberos" no ofende el término – aunque sea declaradamente peyorativo- ya que simplemente, la palabra refiere a un tambor usado antiguamente en rituales ceremonias espirituales africanistas y "macumbero" era quien lo ejecutaba. El significado del vocablo degeneró y hoy se asocia con "brujo", "manosanta" , etc.. Lamentamos la desinformación de la señora que escribe sobre una gallina encontrada en la playa y así denomina el hecho. 2) Dijo "Cosa de indios". Aclaramos que no somos historiadores, pero sí veneramos a los indígenas masacrados por el blanco europeo. No ya gallinas: hombres y mujeres esclavizados -también africanos-, fueron sacrificados en estos suelos para sustentar el poderío económico y social del invasor. Pero ese, es otro largo tema. No tenemos datos de que los indios mataran animales más que para comer...igual que seguramente hará la sra. que habló: comer animales muertos que compra en la carnicería, a menos que fuera vegetariana y también estaría "matando" para comer, si vamos a ser estrictos. Sería extenso explicar en profundidad el sentido de la ofrenda en nuestros cultos. Básicamente consiste en "alimentar" con vibraciones energéticas emanadas de elementos materiales, a la naturaleza que nos ampara (Orixás y Espíritus guías), para que a su vez ésta o éstos nos alimenten espiritualmente. Aclaramos que la Umbanda no mata animales en ninguno de sus rituales. En los cultos afro; Batuque, Candomblé, Exu, al igual que en otras religiones como tenemos entendido sucede en la judía, en ciertas ocasiones, no se puede comer carne que no sea faenada por el sacerdote según los preceptos. El Pai o la Mãe realizan la faena y luego la carne de ese animal es limpiada, cocinada y consumida en comunión de fieles en el templo y además compartida con simpatizantes asistentes a las ceremonias festivas, que son abiertas al público.

3) Dijo"No religión sino barbarie" Sinceramente barbarie nos parece juzgar y condenar por ignorancia al prójimo públicamente. La intolerancia nos parece barbarie, pues fue el sentimiento que gestó los etnocidios –triste legado histórico- de que hoy se avergüenza la humanidad entera. Llámenseles guerras mundiales, tráfico de esclavos, holocausto judío o terrorismo fundamentalista. El sentimiento de no aceptación de lo diferente nos parece la peor de las barbaries. Sólo la paz del corazón y la comprensión del sentimiento ajeno, el diálogo, el escucharnos mutuamente, podrá lograr una recuperación profunda de las sociedades modernas. Tememos que sentimientos como el de la señora que vio la gallina, nos hagan involuír hacia una barbarie colectiva, donde sólo primen los intereses de unos sobre los de los otros. Las libertad de culto existe en el Uruguay consagrada en 5º lugar, en un libro llamado Constitución o Ley fundamental, que consta nada menos que de ¡332 artículos! También hay normas que penalizan duramente - hablamos de prisión - a quienes ofendan, ultrajen o de alguna manera menoscaben esa libertad consagrada. Umbanda y Africanismo no atacan a ninguna otra creencia, sólo piden un espacio social para practicar su culto en paz, como lo garantiza nuestro sistema jurídico. Seremos los primeros en señalar propios errores si los hubiere y bregaremos por adaptar nuestras prácticas, a la sana convivencia entre seres humanos. A la sociedad decimos: cuenten con nuestra colaboración incondicional. También necesitamos de espacios abiertos limpios y del aire puro, como individuos y como religiosos, ya que somos la única religión –no secta- que cultua la naturaleza.

4) Dijo "La gallina seguía tirada...al otro sábado" Los afroumbandistas pagamos impuestos municipales como todo el mundo, porque también somos ciudadanos habitantes del Uruguay. Todas las manifestaciones humanas dejan residuos y alguien está encargado de la tarea de recogerlos. Ese reclamo será para quien corresponda.

5)Coincidimos en algo con la señora...Cuando hay necesidad de llevar un presente o promesa a la naturaleza, objeto de nuestra adoración por ser Dios manifestado en ella, NO ESTAMOS DE ACUERDO en dejar animales en las ofrendas. Tampoco en dejar ofrendas ,aunque sean sin animales, en lugares de uso público. En lo posible orientamos a la colectividad desde nuestro medio de comunicación oficial, a ir a lugares donde no haya mucha afluencia de gente y a no utilizar animales en esas ocasiones. Si bien la faena es una práctica milenaria, encarada hacia la comunión sacramental en caso de retiros espirituales, sugerimos orientarla exclusivamente al consumo ritual. El orixá o la entidad que deseemos homenajear, se contentará igual o más seguramente si un pollo, oveja o cabrito que se le quiera dedicar, es entregado en forma de comida a niños con hambre, que desgraciadamente siempre, son mucha más cantidad que las personas dispuestas a ayudar. Esta prédica puede comprobarla a través de nuestro periódico Atabaque, a disposición en kioscos de Montevideo hace ya seis años. De lo que hagan los "pseudo-afroumbandistas" no nos hacemos cargo, así como no se puede juzgar a toda una comunidad por algunos de sus representantes -o que dicen serlo- que caen en el error. Somos una religión institucionalmente nueva y tradicionalmente pobre y marginada (somos la fe de pueblos sojuzgados: indígenas y esclavos africanos) que procura ordenarse día a día, con las dificultades que acarrea, el no contar con medios económicos acordes a la necesidad de información correcta y masiva, que debería hacerse para evitar los prejuicios que pesan y nos medran socialmente. Gracias a El País por este espacio.

Periódico mensual Afroamerindio umbandista Atabaque

Federación IFÁ del Uruguay

 

Un compromiso con la fe

Hermanos umbandistas y africanistas: Atabaque , que en esa fecha festejará seis años de existencia, hace hoy un especial llamado a concurrir al acto público proyectado en Plaza Libertad para el 27 de noviembre, en el entendido de que es una situación que nos interesa a todos. Estas instancias hacen fuerza social si somos muchos, pero muchos de verdad. Con pancartas, banderas, vinchas y lo que se le ocurra para demostrarle a los Pare de sufrir, a la sociedad, a la prensa y a las autoridades de gobierno, que estamos felices de ser afroumbandistas y que los Espíritus que veneramos, despliegan su Luz sobre nosotros, haciendo felices nuestras vidas. Los evangélicos de la Iglesia Universal se empeñan en mostrar mentiras noche a noche sobre nuestra religión desde su programa en Canal 10, asociando las prácticas típicas de los cultos afro a la destrucción y muerte del ser humano. ¿Continuaremos pasivos ante tanta ofensa?

Así y todo después se apoderan de las palabras y los usos de Umbanda para captar fieles, demostrando que su verdadero interés es "atraer clientela" sin importar el método. Ellos nos nombran como sus enemigos y se han dedicado a exterminarnos. Y lo peor es que tienen medios económicos como para hacerlo. En RS-Brasil, ya han logrado prohibir la faena en los templos. ¿Esperaremos que suceda aquí? Después no diga que no se lo advertimos. Hace tiempo la gente de la comunidad afroumbandista, nos dice que hagamos algo para detener los ataques desde Canal 10: hoy lo estamos haciendo. ¿Nos acompañarán todos? Solos no podemos hacer nada y pocos tampoco. Si las autoridades ven masa, multitudes, se moverán para frenar estos avances de odio contra nuestra religión. En el Uruguay hay libertad de culto. Algunos parecen haberlo olvidado o desconocerlo. Hoy tenemos la maravillosa oportunidad de recordárselo públicamente a algunas personas. Vamos hermano!!! Deje todo y venga a la Plaza Libertad el 27 de noviembre a las 16:30 de la tarde. Experimente qué se siente escuchar los tambores y cantar el Himno de Umbanda en pleno centro, sabiendo que lo hacemos por defender nuestra fe. Le podemos asegurar que hay pocas sensaciones tan plenas. De ese rato que usted dedique un día, solamente un día a hacer acto de presencia públicamente, tal vez dependa la existencia de nuestra religión en el Uruguay. Piense si no vale la pena.