VOLVER 

El material informativo que aparece en esta página web,

es una selección parcial del publicado en el periódico Atabaque

 

 

Periodista Daniel Figares ofende a umbandistas por radio

En su programa Plan B trasmitido diariamente por CX 1410 AM Libre, el intolerante comunicador, se burló del diario Atabaque, del Ministro Stirling y de los Caboclos. Rechazó dialogar con los Directores de la publicación aludida y negó el derecho de respuesta cuando le fue solicitado formalmente.

Los hechos

El 7 de mayo pasado nos avisan que en la radio de La República están hablando mal de Atabaque. Efectivamente encendemos el receptor y una voz que luego sabríamos, era del periodista Daniel Figares, comentaba el ejemplar Nº 54 que había llegado a sus manos fortuitamente, riéndose de todas y cada una de las fotos y situaciones que allí aparecían informadas: la visita del Ministro del Interior Guillermo Stirling a una ceremonia umbandista y el Homenaje a Ogum en Plaza Independencia el 23 de abril. Los participantes de esos eventos y los invitados – más que nada Stirling – que habían concurrido a presenciar, fueron ridiculizados en diferentes oportunidades, a lo largo del programa que duró varias horas. Tenemos todo registrado ya que lo grabaron distintas personas. Al día de hoy desconocemos el rostro ni las razones de nuestro ofensor público, dado que no nos quiso atender de ninguna manera para dialogar, a pesar incluso de la mediación del propio Carlos Fasano Director de AM Libre, a quien agradecemos la gentileza de interesarse personalmente por el tema.

Figares dijo al aire; " digo lo que quiero de quién quiero" Y "sólo hablo con quién yo quiero", mientras los teléfonos no cesaban de atender gente indignada que deseaba responder los chistes ofensivos, que soltaban entre carcajadas él y sus colaboradores. "El programa es así..." (nos dijo al teléfono alguien de la producción) "...hace un tiempo hablamos sobre minusválidos y nos reímos de un paralítico." Creemos que la frase dispensa de todo comentario.

En apariencia la "impresionante y originalísima broma" era su teoría de que los que se acercan a los afroumbandistas están embrujados o algo similar. Evidentemente somos tan poca cosa según él, que es insólito que alguien nos preste atención. Decía a los oyentes "Ustedes no las ven...(las fotos) pueden pensar que todo esto es mentira. Pero es verdad, es verdad." Su hilaridad radicaba en que era imposible que tantos actores sociales relevantes como prensa, políticos, historiadores, organizaciones privadas, representantes de Gobierno,etc. , nos acompañaran , a menos que lo hicieran bajo el influjo de una especie de hechizo o estado de atontamiento. Para definir eso, Daniel Figares inventó el término "cabocleados", que repitió con ensañada ironía durante casi todo el programa de esa jornada. También criticó ácidamente la presencia del Ministro en nuestro templo, desmereciendo un hecho al que Atabaque dio especial trascendencia. El Director de Plan B haciendo gala de una increíble petulancia, puso de manifiesto que adolece de conocimientos mínimos sobre nuestros cultos y que tampoco está informado acerca de porqué los umbandistas tenemos mucho que agradecerle a Stirling. Desde aquí nos proponemos informar algunas cosas a esa voz agresiva sin rostro. Los Caboclos son sagrados para nosotros, pues son espíritus guías de los que en vida fueron en su mayoría indios guaraníes, hoy al servicio astral de los Orixas y ambos; hilo conductor hacia Zambi El Supremo. No debió burlarse de ellos Figares. Sin embargo repetía: "Yo hablo de lo que quiero y en la forma que quiero" Violencia verbal, fanatismo ideológico e intransigencia, hacen a una especie de terrorismo de prensa, al que no estamos acostumbrados los uruguayos, gracias a Dios. El periodismo nacional en su generalidad, es sumamente delicado y respetuoso de la sensibilidad del público. Cuando transgrede y se le hace notar, se excusa, pide disculpas, reconoce un error si lo hubo o como mínimo da lugar a aclaraciones. Mientras que en muchos otros países se busca la noticia macabra, escandalosa, el sensacionalismo barato primando sobre todo derecho de privacidad o humanidad, en nuestro país milagrosamente, aún prevalecen leyes no escritas, cumplidas tácitamente por periodistas con escrúpulos, que salvaguardan la intimidad de las personas. Y todavía una cosa es el humor y otra la agresión en forma de burla mordaz y grosera, que hiere gratuitamente la sensibilidad del semejante.

Es mucho más fácil incluso ofender que defenderse. Hacer valer el derecho a respuesta no sólo conlleva, casi seguro, un gasto económico generalmente importante, sino que nunca repara a satisfacción el agravio. Inevitablemente los descargos serán escuchados por unas personas y por otras no. Es muy relativa la eficacia de esta compensación, ya que el que actuó ofendiendo, creó opinión sobre el tema en un número de personas imposible de medir.

De todas maneras el episodio nos hace recapacitar, sobre lo mucho que queda por batallar en la difusión de los cultos afroumbandistas en el Uruguay. Esto no le hubiera sucedido a ninguna otra religión y es obvio porqué. Aún somos vistos como"raros", una especie de fenómeno para algunos. Aún no nos aceptan como somos sin emparentarnos con algo anormal. La noticia no es para lamentarnos sino para continuar trabajando, cada día con mayor ahínco. Nuestros Caboclos y todos los Pais sagrados de la Umbanda y el Africanismo lo merecen.

Porqué recibimos a Stirling en una sesión de Caboclos

Le recibimos con algo propio, representativo. Para que nos viera tal como somos en la fe y junto a lo que amamos que son nuestros Pais. La visita de Stirling si bien fue a nuestra casa y sede de IFÁ, no fue a nuestras personas sino a los religiosos afroumbandistas. Por lo tanto lo más adecuado era mostrarle un ritual, que además y como luego confirmamos, nunca había visto.

A una sesión de Umbanda aunque tiene diferentes líneas, en el lenguaje común de los afroumbandistas uruguayos, se le dice comúnmente "de Caboclos". Nuestra gente se expresa así y por eso así lo pusimos en el diario. Y no el vocablo Umbanda que es más general. Diciendo "caboclo" la comunidad entiende que no fue una ceremonia de Batuque ni de Exu o Kimbanda.

En los rituales afroumbandistas incorporamos espíritus y soplos de energía de la naturaleza en algunos casos. Nuestros caboclos por haber sido indios en vida, tienen una especial forma de presentarse: gritan, se mueven bruscamente, hacen que tiran flechas, silban, cantan, etc. Las otras líneas de Umbanda tienen también sus peculiaridades. Los ogunes o soldados son algo más ceremoniosos o marciales, las mães de agua son suaves y etéreas, los africanos dicharacheros y ruidosos y los pretos son lentos, humildes y pacientes. Cuando los médiumns o sea las personas que incorporan entidades espirituales, entran en trance con ellos en las sesiones, mientras dure la incorporación dejan de ser quienes son, para comportarse de la forma que es la energía en ellos manifestada. Esta es una peculiaridad de nuestra religión, el espiritismo de incorporación mediúnica, que no íbamos a dejar pasar la oportunidad de presentarle al señor Ministro. Así buscamos que nos viera: girando, cantando y bailando al son de los tambores rituales. Eso nos caracteriza por encima de todo. Mañana o en la ocasión que se presente, cuando le digan algo relacionado a un templo umbandista, sabrá perfectamente de qué se trata. Y no se lo habrán contado sino que lo presenció.

 

Porqué estuvo el Ministro del Interior en nuestro templo

En primer lugar porque es un ciudadano libre y como tal, dueño de concurrir donde le parezca.

Luego porque es el Ministro del Interior del Uruguay y los umbandistas que nacimos en este país, también somos uruguayos.

Es de resaltar que la visita fue protocolar, o sea que lo hizo en calidad de máximo jerarca policial, ya que en el Ministerio se cumplió con las formalidades del caso: aviso a las autoridades, notificación a la prensa, programación en agenda ministerial por RRpp, etc..

Tercero porque entre sus muchas actividades tenía un espacio ese día para venir y así lo manifestó. Se le recibió con el protocolo y agasajo que merece un representante nacional, de la investidura que él ostenta, al igual que lo hemos hecho en otras situaciones, con otras personalidades de diferentes ámbitos gubernamentales. Además es nuestra costumbre recibir con educación y buen trato a todos nuestros invitados.

Cuarto porque se le había participado en otras ocasiones a diferentes eventos de la comunidad y no le había sido posible concurrir.

Quinto y fundamental: se le invitó en reconocimiento a varios hechos protagonizados por él, que tienen que ver con la Policía y los umbandistas y que nos han beneficiado ampliamente. A saber: a) Ante quejas que le hicimos saber, por procedimientos irregulares en los templos, extendió una circular interna a las seccionales, dando pautas de cómo proceder los agentes policiales en caso de denuncias contra templos afroumbandistas: no interrumpir la ceremonia, no entrar si no se les invita, no interrumpir para entregar citaciones, sino esperar que termine el ritual, etc. b)Mandó destruir en junio del año pasado, expedientes de templos de nuestra comunidad, que tenían casi treinta años de existencia. Y que hasta ese momento eran un registro casi obligatorio para los sacerdotes afroumbandistas del Uruguay. Una especie de fichaje que se instauró en la dictadura, al que nos autosometíamos en Orden Público, casi como admitiendo que hacíamos algo ilegal por ser umbandistas. c) Autorizó los servicios de vigilancia 222 para los templos de nuestra federación y d) Autorizó la actuación de la Banda Policial en el acto de IFÁ del 23 de abril en Plaza Independencia.

Los acontecimientos enumerados, han cambiado la historia de la Umbanda en el Uruguay y fueron protagonizados por el Ministro Stirling.

Como dirigentes de una organización social y como religiosos fundamentalmente, entendemos que si alzamos voces de crítica cuando algo nos afecta, es de orden también hacerlo notar, cuando tenemos algo para agradecer.

Las distintas y especialísimas situaciones que fueron determinantes del acercamiento entre la Policía y nuestra comunidad, eran desconocidas o no fueron al menos mencionadas por Figares, quien se empeñó en resaltar lo extraño de la visita de Stirling a nuestro templo, presentándola como algo absurdo y fuera de contexto. No tiene nada de extraño, no solo por los hechos particularmente mencionados, sino porque como grupo religioso integrante de la sociedad, gozamos del mismo privilegio que cualquier ciudadano, de contar con la atención de los gobernantes del país.

Tal vez un periodista debería saber, que el acercamiento de un dignatario de gobierno u otras personalidades, en torno a actividades organizadas por afroumbandistas, es algo bastante común hoy día.

¿Porqué? Por muchos años nuestra religión fue desconocida socialmente o lo que es peor, mal conocida. Entre miedos, tabúes y prejuicios, crecía el oscurantismo y los imitadores, que dejaban muy mal parada nuestra creencia espiritual. Desde Atabaque e IFÁ la Federación, intentamos difundir y enaltecer la Umbanda y los Cultos Africanistas. Para ello hemos buscado acercar a espectadores y oyentes calificados. Gente con discernimiento y que por sus propias tareas, están especialmente capacitados para comprender diferentes manifestaciones humanas, como en este caso la religiosa. Actores sociales cuya palabra es fidedigna y cuenta de antemano con la confianza de muchas personas, en lo concerniente a sus expresiones. Por eso tratamos de que vengan y vean lo que hacemos, distintas personalidades del quehacer nacional. Por eso es bueno que haya prensa. No sólo transcribirán con objetividad y propiedad, porque vieron con sus ojos y escucharon con sus oídos, sino que la gente sabrá que eso es así y no de otra manera, porque esas personas lo dicen. No es lo mismo que X presencie un ritual y lo cuente, a que lo haga el Jefe de Policía o el Presidente de la República.

Entonces aunque a Figares parezca un hecho aislado, podemos enumerar unos cuántos casos de personas públicas que de alguna manera, han participado de actos relacionados al afroumbandismo. Y seguramente nos olvidaremos de otros cuántos. Sin ir muy lejos el Dr. Federico Fasano, nos recibió en su despacho hace dos años; hecho que fue publicado en su diario; en ocasión de entregarle el Trofeo Atabaque, el cual es otorgado a La República habitualmente en las fiestas aniversario celebradas en el Palacio Sudamérica, donde ha enviado siempre a conspicuos representantes. Momento en el cual, también hemos tenido el placer de estar cerca de importantes personalidades: Intendente de Montevideo Arq.Mariano Arana en más de una ocasión, Cacho de la Cruz, Patricia Murialdo, Monseñor Cotugno, representantes de otros movimientos religiosos incluso secta Moon, senadores y diputados de diferentes partidos: Nahum Bergstein, José Mujica, Carlos Pita, Adolfo Singer, Washington Abdala, Reinaldo Gargano, Nin Novoa, Yamandú Fau, Carlos Varela Pte. de la Comisión de Cultura de la Junta Dptal. De Montevideo, Alberto Scavarelli, hoy Diputado y en ese entonces Presidente de la Junta Nacional de la Droga que nos recibió en Presidencia, Dr. Tabaré Vázquez que nos ha invitado a reuniones junto a otras religiones en más de una oportunidad, Saúl Gilvich Presidente en ese momento del Comité Israelita, Embajador de Cuba Carlos Martínez (anterior al echado), Encargado de Negocios de Sudáfrica Mr. Kapitan, Padre Fabián Vecchiet encargado del Cotolengo Don Orione, Antropólogo Renzo Pi Hugarte, Periodista Daniel Branáa, periodista Aldo Garay que hizo junto a nosotros, un trabajo en TV Ciudad sobre la Umbanda, Historiador Gonzalo Abella, Agregado Cultural de Embajada de Brasil, etc. Y estamos seguros que nos falta gente. Para no olvidarnos de nadie deberíamos tomar los diarios desde el uno y revisar, pero son 55 ejemplares!! De todas formas es una pequeña muestra al conductor de Plan B, de que lo que vió en el número anterior no es un hecho casual y descolgado, sino totalmente preconcebido y disfrutado.

¡Aunque él no lo crea!

Lo espiritual es importante para los gobernantes, pues no son máquinas sino seres humanos. Jorge Batlle fue a saludar a Mons. Cotugno y en su nombre a las religiones del Uruguay, ni bien asumió el mando. Encuestadora Cifras dice que el 85 % de los uruguayos son creyentes en alguna fe. ¡Cómo los gobernantes van a desatender un aspecto tan trascendente para la sociedad uruguaya?